Gabyl_

ADIME y AFME unen sinergias para concienciar sobre la seguridad del material eléctrico

Ayudar a los distribuidores a verificar el cumplimiento de algunos requisitos de la legislación española sobre la comercialización del material eléctrico para baja tensión es el objetivo de la Guía sobre comercialización de material eléctrico de baja tensión, elaborada por ADIME y AFME.

Ambas asociaciones se han comprometido a desplegar una amplia campaña de concienciación, dirigida a todos los agentes presentes en la cadena de valor del material eléctrico, subrayando la importancia “de que sólo se comercialicen productos de material eléctrico de conformidad con la legislación”.

Tanto ADIME como AFME interpretan que la vigilancia de mercado resulta “clave” y esencial para el buen funcionamiento del mercado nacional. Admiten también que las actuaciones de la Administración son actualmente insuficientes, por eso han decidido unir sinergias y colaborar para poner en marcha diversas acciones de comunicación destinadas a motivar al mercado para que “conozca y demande el cumplimiento de algunas obligaciones del Real Decreto 187/2016 que transpone la Directiva de Baja Tensión al ordenamiento jurídico español”.

No en vano, esta Guía, que puede descargarse en la página web de ambas asociaciones, ofrece la relación y análisis de una extensa lista de productos de material eléctrico que ayudan a conocer y demandar el cumplimiento de obligaciones relacionadas con la colocación del marcado CE, identificación de producto y su trazabilidad.

El proceso de evaluación de la conformidad del producto deriva en el marcado CE y, por tanto, en una verificación real y exhaustiva de que el producto cumple con todas las obligaciones estipuladas en la Directiva de Baja Tensión. El marcado CE es, por tanto, la culminación de un profundo proceso de control que se inicia con el diseño y no cesa durante la fabricación del producto. Culmina tan solo con la confección de la Documentación Técnica y la redacción de la Declaración UE de Conformidad.