ABB lanzará en Light +Building su sensor KNX hecho a medida

Como paso previo a su lanzamiento a nivel mundial en Light + Building, la compañía ABB reunió semanas antes también en Frankfurt a la prensa especializada europea para presentar en primicia el nuevo sensor KNX ABB-tacteo, que ofrecen posibilidades prácticamente ilimitadas para la conexión en red de edificios inteligentes

Fabricado en cristal, este dispositivo de control ha sido ideado con el fin de que pueda ser configurado de manera individual para gestionar un amplio espectro de edificios inteligentes, contemplando específicamente los hoteles de lujo, los edificios públicos y el mercado residencial de alto standing.

Para Mike Mustapha, vicepresidente sénior del grupo en el área de operaciones comerciales, marketing y ventas de la división Electrification Products, el lanzamiento del nuevo sensor supone iniciar una nueva etapa en la Industria 4.0: la fusión de la automatización con el intercambio de datos. Además de apostar por un mercado seguro y abierto que conecta los dispositivos de los consumidores con todos los servicios de que dispone, permitiendo la interoperatividad entre todos los proveedores de tecnologías de domótica.

“La digitalización está llegando a nuestras fábricas”, destacó Mustapha, para quien “estamos fabricando productos inteligentes hechos a medida, productos que son absolutamente únicos”. Y los sensores KNX ABB-tacteo entran en esta categoría, ya que permiten que los clientes decidan qué logotipo y rótulos precisan a través de un configurador en el portal myBuildings, una plataforma en línea sencilla y segura impulsada por ABB AbillityTM, en la que los clientes pueden controlar y gestionar de forma remota una amplia gama de servicios y herramientas digitales a cualquier hora.

Los sensores KNX de vidrio capacitivo reaccionan sin contacto y ofrecen posibilidades prácticamente ilimitadas para la conexión en red de edificios inteligentes. Se puede controlar la calefacción, la altura de las persianas, el grado de iluminación o los parámetros de confort, y crear así entornos flexibles y únicos diariamente.

Disponibles en en blanco o negro y, con sus 9,5 mm, el sensor KNX extraplano y sin marco raramente toca la superficie de la pared, camuflándose en cualquier diseño. Además, una función de protección contra extracción, impide el robo del sensor.

La gama también ofrece un control de acceso seguro para el sector hotelero, al permitir realizar una amplia gama de tareas de gestión del hotel (como la activación de cargas, ajustes para avisos de hacer la habitación/no molestar y para la señalización de números de habitación) y poder integrarse en el conjunto de la instalación del KNX para su supervisión y control desde un punto central.

Fuente: Fevymar