noticias, sostenibilidad

Cambio climático: 6 puntos de «no retorno» que probablemente se traspasen

La ciencia del clima no da lugar a dudas: estamos avanzando en la dirección equivocada. si no se adoptan medidas mucho más ambiciosas, las repercusiones del cambio climático serán cada vez más devastadoras. Las tasas actuales de calentamiento pondrán a la Tierra en riesgo de cruzar seis «peligrosos» puntos de no retorno climáticos, según un nuevo estudio.

 

Los puntos de «no retorno»

La idea de «puntos climáticos de no retorno» fue expuesta por primera vez por el grupo de ciencia climática de Naciones Unidas, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), hace dos décadas.
Si se cruzan, podrían desencadenar un cambio significativo en la manera como operan los sistemas de la Tierra, afectando océanos, el clima y los procesos químicos, algunos de los cuales podrían ser «irreversibles», según Naciones Unidas.

Una vez se cruza un punto, la ruptura del sistema es autosostenible, así que continuará aunque no haya más calentamiento.
Es autoperpetuante: un poco como cuando una pelota empieza a rodar por una colina sin poder parar.

En ese momento se creía que los puntos solo se cruzarían si las temperaturas globales subían más de 5 oC.
Pero desde entonces, se ha recopilado cada vez más evidencia que muestra cómo estos límites pueden traspasarse mucho antes.

 

“Una vez se cruza un punto, la ruptura del sistema es autosostenible, así que continuará aunque no haya más calentamiento”

 

¿Cuáles son los puntos de “no retorno”?

Los seis puntos que «probablemente» se crucen, según las investigaciones publicadas en la revista Science, son:

  • El colapso de la capa de hielo de Groenlandia.
  • El colapso de la capa de hielo de la Antártida Occidental.
  • El colapso de la circulación oceánica en la región polar del Atlántico Norte.
  • Extinción de arrecifes de corales en latitudes bajas. •Derretimiento repentino del permafrost (capa de suelo permanentemente congelado) en las regiones del norte.
  • Pérdida abrupta de hielo marino en el mar de Barents.

El autor principal del estudio, David Armstrong McKay, del Centro de Resiliencia de Estocolmo, la Universidad de Exeter y la Comisión de la Tierra, dijo que ya se están viendo señales de desestabilización en las regiones polares, y que este es el paso que precede al colapso de sistema. Groenlandia y Antártida pierden actualmente hielo seis veces más rápidamente de lo que lo hacían hace 30 años, y la capa de hielo de Groenlandia se ha reducido de manera continua durante los últimos 25 años debido al cambio climático, según Naciones Unidas.

Y aunque no se espera que algunos de los otros puntos de no retorno, como una mortandad en el Amazonas, lleguen a ocurrir salvo que las temperaturas globales aumenten en al menos 3.5 oC, todos estos sistemas están conectados.
Así que a medida que un sistema empieza a fallar, podría incrementar las posibilidades de que otros colapsen.

Si no queremos cruzar esa línea de “no retorno”, tenemos que adoptar medidas mucho más ambiciosas, como acelerar la transición energética con energías renovables, incrementar la eficiencia energética o movilidad sostenible con vehículos eléctricos, entre otras soluciones.

X