Gabyl_

Cargadores de alta potencia de ABB en la fase de ampliación de la red europea de Ionity

Más de 320 cargadores de vehículos eléctricos de alta potencia de 350 kW de ABB se destinarán a un pedido a cargo de Ionity, joint venture del Grupo BMW, Daimler AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen con Audi y Porsche.

Estos cargadores, que deben estar instalados en 24 países a finales de 2020, forman parte de la segunda fase de ampliación de un proyecto de Ionity, con quien ya colaboró ABB en 2018 al suministrarle unos 340 cargadores de alta potencia y de 350 kW con cables refrigerados por líquido, que por primera vez se comercializaban en Europa y que permiten una velocidad de carga de 200 kilómetros en tan solo 8 minutos.

Michael Hajesch, director general de Ionity, identifica a ABB como “uno de nuestros socios tecnológicos predilectos de cargadores de alta potencia en toda Europa”, zona en la que cuentan ya con algo más de 200 equipos instalados.

Diseño personalizado

Tras señalar Hajesch que ABB está ampliando el mercado gracias a su nuevo diseño personalizado lanzado conjuntamente con Ionity, evoca como celebraron recientemente el lanzamiento de la estación de carga que hacía el número 200 en Lully, Suiza, “con los últimos cargadores personalizados Ionity de alta potencia de ABB”, que ofrecen el diseño más compacto alcanzado por ABB hasta el momento, adaptándose a las necesidades de diseño de Ionity.

Con mejoras evidentes de diseño, los nuevos cargadores destacan por si funcionamiento más silencioso, una pantalla a medida y cables más largos con sistema integrado de retracción del cable que facilita el acceso al puerto de carga de todos los modelos y mantiene los cables alejados del suelo, evitando así que se ensucien.

Frank Muehlon, responsable de negocio global de Soluciones de Infraestructuras de Movilidad Eléctrica de ABB, califica la colaboración con Ionity constituye de “convergencia de dos organizaciones afines y comprometidas con impulsar un futuro más ecológico y sostenible para todos”. Orgullosos por haber apoyado a Ionity “en la fase inicial de implantación de su red de carga de vehículos eléctricos”, Muehlon espera “seguir trabajando con ellos para crear toda una red de carga paneuropea de alta potencia”, con el objetivo de hacer factible los desplazamientos de larga distancia en Europa para los vehículos eléctricos y de combustibles fósiles.