Gabyl_

Mayor eficiencia y confort con el sistema Interact Hospitality de Signify

La industria hotelera, que tiene por delante el desafío de conseguir reducir las emisiones de carbono en un 66% para el año 2030 y un 90% para el 2050, puede obtener importantes ahorros energéticos haciendo uso de herramientas innovadoras que allanan el camino de la eficiencia sin restar confort y comodidad.

Un reciente estudio de la consultora Cundall, determina que la plataforma Interact Hospitality de Signify impacta positivamente sobre el ahorro de energía en estos establecimientos «sin comprometer la calidad y la comodidad de los huéspedes». Conectada para habitaciones, esta plataforma permite una gestión intuitiva de los espacios en un único panel y, a nivel comparativo con otras estancias que no dispongan de ese sistema de control inteligente, las reducciones que consigue en los consumos llegan hasta el 28% por habitación, con una ocupación del 80%. Además, cuando el huésped usa el Modo Verde en el termostato, se puede lograr un ahorro de energía adicional del 10%.

El estudio de Cundall pone el foco en cómo la integración de los sistemas de control en los elementos claves de los edificios desempeñan un papel clave a la hora de alcanzar los objetivos de reducción de energía establecidos por la Asociación Internacional de Turismo, al mismo tiempo que mantiene la comodidad de los huéspedes.

Reducción de dostes de energía

Jella Segers, Global Lead for Hospitality en Signify, destaca el gran impacto que tiene este sistema en la reducción de costes de energía, «ya que controla la iluminación de la habitación, el aire acondicionado, las tomas de corriente y carga y las cortinas monitorizadas», permitiendo que los hoteles «puedan optimizar su uso de energía en habitaciones desocupadas, ajustando los niveles de temperatura en la habitación automáticamente y abriendo las cortinas sólo cuando los huéspedes se hayan registrado», subraya.

De hecho, el estudio de Cundall revela que el 65% del ahorro energético conseguido en los hoteles objeto del estudio se materializó debido a la integración entre Interact Hospitality y el sistema de gestión del edificio del hotel. El 35% restante de ahorro de energía se logra gracias al control de ocupación en tiempo real en la habitación.

Apunta Segers que «el rango de temperatura comúnmente utilizados por los hoteles hacen que, a menudo, los huéspedes sientan demasiado calor o demasiado frío, marcando grandes diferencias entre las temperaturas interiores y exteriores», y destaca al mismo tiempo el trabajo conjunto con Cundall, que les permite crear «recomendaciones de rangos de temperatura, comúnmente conocidos como hipótesis de confort adaptativo».

Por su parte, Marcus Eckersley, Managing Director SEA en Cundall, asegura que, a pesar de que el estudio constata importantes ahorros de energía en hoteles situados en climas cálidos, como en el sudeste de Asia, Medio Oriente y África del Norte, «anticipamos ahorros similares de climatización para hoteles en zonas templadas, como Europa y América del Norte», confirmando que «basados en los cambios estacionales, el sistema ofrece actualizar automáticamente los rangos de temperatura en todo el hotel, equilibrando el uso de energía con la comodidad óptima de los huéspedes».

Esta plataforma permite, a través de la Interfaz de Programación de Aplicaciones abierta (API), conectarse a varios sistemas IT o servicios del hotel, desde la limpieza hasta el mantenimiento, así como a los paneles de las habitaciones, con ello no sólo consigue maximizar la eficiencia energética y cumplir los objetivos de sostenibilidad, sino que también ayuda a mejorar la productividad del personal y la experiencia de los huéspedes. De hecho, las operaciones pueden simplificarse y es posible obtener tiempos de respuesta más rápidos, con interrupciones mínimas para los huéspedes, ya que Interact Hospitality ofrece un panel intuitivo en tiempo real de las solicitudes cursadas y las condiciones de las habitaciones.