noticias, sostenibilidad

TRANSICIÓN ENERGÉTICA

En 2015, todos los países alcanzaron un acuerdo histórico para combatir el cambio climático, el Acuerdo de París. La aplicación de este acuerdo requiere de una transición energética hacia un modelo más sostenible, basado en la economía circular, la eficiencia energética, la integración de las energías renovables y la electrificación de la movilidad

¿Qué es la Transición Energética?

Por Transición Energética nos referimos al cambio hacia un modelo de suministro de energía bajo en carbono, ambientalmente racional, fiable y económicamente asequible. Es un tránsito a medio-largo plazo que requiere la implicación y el compromiso activo, y sostenido en el tiempo, de todos los agentes políticos, económicos y sociales.

Pero a lo largo de la historia ya han existido otras transiciones energéticas, como lo fueron el paso de los biocombustibles tradicionales al carbón, o del carbón al petróleo, como lo podéis ver en el siguiente gráfico:

¿Cuáles son los objetivos de la Transición Energética?

La Unión Europea estableció una serie de objetivos a 2030  en línea con su estrategia «Unión de la Energía para Europa“, que luego fueron ratificados por cada país. En el caso de España, se han definido 3 ejes estratégicos de la Transición Energética, estos son: la movilidad sostenible, la rehabilitación y eficiencia energética y el desarrollo de energías renovables. Estos tres ejes van enfocados para conseguir los siguientes objetivos para el año 2030:

  • El 70% de la energía eléctrica generada proceda de fuentes renovables.
  • Mejora de la eficiencia energética mediante la reducción del consumo de energía primaria al menos el 35% 
  • Obtener el 35% de energía renovables en el consumo energético a finales del año 2030 y el 100% en la generación del sistema eléctrico nacional para el año 2050.
  • Reducción de un 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030 y ser 100% neutro en carbono para 2050.

Se estima que las inversiones totales para lograr los objetivos del PNIEC alcanzarán los 241 mil millones de euros (M€) entre 2021-2030. Estas inversiones se pueden agrupar por medidas y se reparten de la siguiente forma: renovables: 38%, ahorro y eficiencia: 35%, redes y electrificación: 24% y resto medidas: 3%.

 

¿Qué estamos haciendo por la transición energética?

Lo más destacable es el crecimiento de las energías renovables, que en España ya supusieron el 46,2% de nuestro consumo total en 2021. La energía eólica representa la principal tecnología renovable, con el 28,8% del mix energético nacional, mientras que la solar fotovoltaica aporta el 4,3%.

La apuesta por el Autoconsumo se afianza en España. Con un crecimiento del 85% respecto al año precedente, en 2021 se instalaron 1.151 MW de potencia en instalaciones de Autoconsumo.

Las líneas de ayuda al Autoconsumo lanzadas ya por la mayoría de las Comunidades Autónomas hacen prever una mayor instalación en años venideros. Estas líneas afectarán positivamente al incremento de potencia en el sector residencial e industrial. De forma particular, desde el sector se espera que las instalaciones industriales que han iniciado su tramitación y solicitado las ayudas en 2021 se ejecuten durante el presente año, de forma que la potencia instalada se incremente con fuerza en 2022.

La movilidad sostenible que es otra de las palancas necesarias para impulsar la transición energética, y también ha tenido un crecimiento importante en 2021. Se matricularon cerca de 30.000 nuevos vehículos electrificados, lo que supuso un incremento del 37,8% respecto al año anterior.

El PNIEC establece como meta que 5 millones de vehículos eléctricos circulen en España en 2030, para lo que harán falta 150.000 nuevos puntos de recarga públicos y cerca de 3 millones en el ámbito privado (residencias, hoteles, empresas, etc)

 

X